sábado, 23 de mayo de 2015

El lago de Meirama se convierte en un referente de biodiversidad






Un total de 839 especies zoológicas y botánicas han sido identificadas en el lago de la mina de Meirama (Cerceda) y su entorno tras la rehabilitación ambiental que Gas Natural está llevando a cabo en su antigua explotación minera de lignito, Limeisa (la actividad extractiva concluyó en enero del 2008). Todas esas especies han quedado recogidas en el libro La biodiversidad en el lago de la mina de Meirama y su entorno, una obra que fue presentada ayer con motivo del Día Internacional de la Biodiversidad Biológica.

Al menos 51 especies de algas, 40 de plantas no vasculares, 226 vasculares, 323 insectos, moluscos y anélidos. Otros grupos tienen un menor número de especies, pero son muy importantes por su rareza o por ser exclusivos de esa zona. Así, entre los vertebrados se han identificado truchas, trece tipos de anfibios, nueve de reptiles, 85 de aves y 28 de mamíferos.

Fernando Cobo, director de la Estación de Hidrobiología Encoro do Con de la Universidade de Santiago de Compostela y coordinador del equipo que elaboró este trabajo destacaba ayer que «la potencialidad de esta zona es extraordinaria». En este aspecto, Cobo confía en que nuevas especies reforzarán la biodiversidad del espacio minero rehabilitado. «Espero que en unos años tengamos aquí un área ejemplo de recuperación ambiental que pueda ser imitada y que en otros lugares puedan aprender de lo que se está haciendo aquí».

Junto a Fernando Cobo presentaron la publicación Javier Fernández, director general de Global Power Generation, filial de Gas Natural; Ana María Jardón, directora de Operaciones de recursos naturales de la empresa; y Ethel Vázquez, conselleira de Medio Ambiente. Para Javier Fernández Meirama «es un claro ejemplo de explotación sostenible de recursos naturales, que compatibiliza el suministro eléctrico que demanda la sociedad con la protección del entorno y la creación de valor antes, durante y después de la explotación».

La conselleira Ethel Vázquez celebró que se haya logrado reducir el impacto de una mina de lignito hasta derivar «nun espazo de vida integrado na paisaxe». Aludió al lago formado en el hueco minero como el segundo más grande de Galicia y confió en que suponga un incentivo turístico para la zona.

Gas Natural Fenosa continúa actualmente con el llenado del lago (150 hectómetros cúbicos) en el antiguo hueco de la explotación de lignito y que, de acuerdo con el proyecto impulsado por Augas de Galicia, servirá como futuro reservorio de agua para el municipio de A Coruña y su entorno. Actualmente está al 86 % y se prevé que su llenado finalice en el 2016.



Fuente: La Voz de Galicia

No hay comentarios:

Publicar un comentario