sábado, 15 de julio de 2017

Una trucha de 3,2 kilos en el Sil





El joven quirogués, Luis Rodríguez Núñez, salió a primera hora de la mañana de su casa rumbo al río Sil para practicar una de las aficiones que más le gustan, la pesca. Durante la mañana logró atrapar varias piezas, pero el principal botín llegó a última hora. A la una del mediodía, Rodríguez vio como picaba un ejemplar, pero no era una pieza cualquiera. Levantó la caña y de pronto emergió de las aguas del río Sil a su paso por la parroquia de A Barca do Castelo una trucha de dimensiones considerables.

Nada más sacarla del agua, la midió y pesó. En total 3,2 kilos. Era el mejor botín de su larga trayectoria como pescador. Nada más llegar a casa, Luis Rodríguez se la dio a su abuela, que ya puso en marcha toda la maquinaria para cocinarla. A sus 26 años, es un gran aficionado a la pesca.

Se lo inculcaron hace bastantes años sus amigos, y todos los días aprovecha el tiempo libre que tiene para irse al río. Este joven pescador tiene buena mano, porque siempre regresa a casa con varias piezas. Considera esta modalidad como un deporte muy completo, que sirve para estar bien física y anímicamente.



Fuente: La Voz de Galicia

1 comentario:

  1. Bonita trucha!!!, saludos desde http://truchasysargos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar