martes, 9 de abril de 2019

Cornellana (Salas) subasta el domingo el campanu de Asturias






Cornellana (Salas) se prepara para ser el centro de la pesca del salmón el próximo domingo, con la subasta del campanu de Asturias, el primer salmón capturado en la temporada. Todo en el marco de la Feria de la Caza, la Pesca y la Naturaleza (Capenastur), que comenzará el sábado y en la que habrá ruta de senderismo, exhibición de cetrería, talleres infantiles y de montaje de mosca, lances en piscina, suelta de alevines, tiro con arco, concurso de perros de rastro, conferencias especializadas, exhibición de perros de caza y, como novedad, un simulador de tiro virtual que "creemos que gustará a los visitantes", señala la directora de la feria, María Ángeles Fernández. Además, habrá visitas guiadas al monasterio de San Salvador, declarado patrimonio mundial por la Unesco.

El sábado comenzará la feria con un concurso de perros de rastro sobre jabalí y una ruta senderista de Alava (Salas) a Cornellana. A las 11 horas se inaugurará la feria y habrá una charla sobre la población de trucha en los ríos de Asturias; a las 15.30 horas, la sociedad de pescadores Las Mestas del Narcea hará una suelta de alevines y la tarde seguirá con una mesa redonda sobre la Ley de caza. También la sociedad de pescadores organiza su asamblea general en el recinto y habrá otra conferencia sobre rececho, la entrega de premios del concurso de rastro y una exhibición de cetrería.

Pero la cita importante es el domingo 14 de abril, con la apertura de la temporada de pesca del salmón con muerte. Si el primer salmón es echado a tierra antes del mediodía, será subastado a las 13 horas, y si tarda algo más, la puja tendrá lugar a las 18 horas. La subasta del Campanu de Asturias ya cuenta con nueve pujadores confirmados.

La subasta se acompañará, un poco antes, de la entrega del galardón "Asturpesca de oro" a Enrique Berrocal, presidente de la sociedad de pescadores Las Mestas del Narcea, y el "Asturpesca de plata" será para los hermanos Pedregal por su aportación al proyecto "Arca" del colectivo de pescadores para la recuperación de los salmones capturados como reproductores para la posterior repoblación de los ríos.

Tras la subasta del primer salmón de la temporada, en la feria continuará la actividad con una exhibición de cetrería, otra de perros de caza y la entrega de premios a los ganadores del concurso de fotografías que convoca la dirección de la feria.

En Salas ya está todo listo y preparado para recibir a pescadores y visitantes.



Fuente: La Nueva España

lunes, 18 de marzo de 2019

Se repiten las protestas por la baja calidad de las aguas de los ríos y la rebaja de los cupos




El relato triste del primer día de la temporada de la trucha en los ríos gallegos lo hace Miguel Piñeiro, periodista y escritor especializado en pesca. Como cientos de pescadores (pero cada vez menos), Piñeiro acudió a la cita del estreno de la campaña, marcada por la norma de la rebaja en los cupos (de diez a seis en los ríos) "nun mal día: vento del nordés, poucas troitas e frío é unha condena ao fracaso; nun ambiente moi baixo de pesca, desánimo entre os pescadores e pouca actividade", dijo. Se cumplió el refrán A quien madruga, Dios le ayuda: a primera hora de la mañana fue cuando se pescó bien, en general.

"Uns ríos ían altos, outros baixos. E atopamos unha notable presenza de perexil, plantas produto dun alto nivel de contaminación dos ríos. Fan falla medidas que non se toman: se isto segue así, a pesca poder ser nuns anos un bonito recordo", explica.

Miguel fue recogiendo la información llegada desde algunas zonas de pesca.

Así, en el río Lor (Lugo) se pescó bien a primera hora de la mañana, pero después se levantó nordés.

En el río Xallas, con un nivel de agua alto, se vieron muchas truchas pequeñas. Y muchos pescadores.

En Baio (Vimianzo), hubo pocas truchas y pocas pescadores. "Pouca vida".

En el coto de Baamonde (Lugo), día fresco y frío. El agua bien, pero pocas truchas y capturas.

En Furelos (Melide), y en el río Pambre, aguas frías y viento del norte.

En el coto del río Eume, muy buen nivel de agua y muchos pescadores, "moitas picadas e poucas capturas".

En Fervenza (Dumbría) pescó entre otros David Arcay, campeón del mundo. Pero hubo "poucas capturas, e un impresionante tráfico de cormoráns".

En Taracho (río Miño), muy pocos pescadores.

En el encoro de San Cosmade, buen ambiente y capturas a primera hora, como en el río Rois.

Un análisis similar al de Piñeiro lo aporta Carlos Rodríguez, tesorero de la Sociedade de Caza e Pesca A Venatoria: "Os pescadores estamos decepcionados pola mala calidade das augas. E polo descenso dos cupos, catro no caso do coto de Chaián. Cada vez baixan máis a licenzas, e é normal. Non estamos de acordo nas medidas aplicadas, e por riba non nos consultan nada. Logo somos os culpables de todo", destaca.

•••No fueron excesivas las grandes capturas en el día de ayer. Miguel Piñeiro pasó la mañana en el coto de Neira (Láncara) y refiere que "houbo dúas boas capturas, unha troita de quilo e medio e outra de medio quilo, pero iso nun coto onde se practica a pesca sen morte, e debería haber máis troitas".   

•••Pepe Casal, presidente de la Asociación Galega de Sociedades de Pesca, madrugó para ir al coto de Baio, "con el río un poco alto, pero bien cuidado por la sociedad de allí. A las nueve y media ya había completado el cupo, tuve una buena jornada", dijo.


Fuente: El Correo Gallego

La temporada de pesca empieza bien, pero las truchas van a menos





Bien, pero dentro de lo malo. Más o menos así se puede resumir el arranque de la temporada de pesca fluvial en la comarca, a tenor de la declaraciones de más de una decena de pescadores consultados, tanto durante la mañana como, ya concluida, por la tarde.
Con todas las reservas de esta práctica, que como en la pesca y en la feria cada uno hace balance según le haya ido, casi todos coincidían en señalar que para empezar no está mal. Además, los ríos llevan agua suficiente (nada que ver con el año pasado) y eso ayuda, temperaturas aparte. En algunos cotos, como el de Baio, los trabajos de limpieza también dan sus frutos. Pero no hay que olvidar que, a las hora de las comparaciones, los pescadores, sin excepción, echan de menos los viejos tiempos, cuando había muchas más truchas por casi todos los tramos. Esa pérdida parece irreversible, e influyen muchos factores. Depende también de la zona. «Cambios houbo moitísimos, sobre todo que o descenso de capturas foi criminal. En todas partes, aínda que no río Grande ou no Xallas aguantan bastante ben, case son un paraíso. No resto baixaría un 80 %», afirma Julián Nieto Ferreiro, de Zas, que ayer demostró sus habilidades en Santa Irena, con mosca y pesca sin muerte, sistema que cada vez tiene más adeptos. En el 2014 fue campeón gallego de pesca tras las pruebas celebradas en la zona de A Limia. ¿Y la culpa de ese bajón? «É de todos: depredadores, contaminación orgánica e inorgánica... Os cormoráns tamén, moito, sobre todo dende hai uns cinco anos», apunta. Un cúmulo de factores, en lo que también coincide con los colegas. Los resultados están a la vista.
En la caza es mucho más acusado, pero en la pesca también se escuchan voces de queja sobra la falta de relevo generacional, pero no unánimes. La conselleira Ángeles Vázquez puso ayer como ejemplo a la sociedad Río e Mar por, entre otros motivos, involucrarse con esta práctica «e crer no relevo xeracional». 
El pescador José Manuel Castro cree que se ven «bastantes chavales», y que debería haber más. Julián Nieto, por contra, observa «poucos novos» con la caña, y tampoco en los talleres que organizan varios clubes, por ejemplo para montaje de mosca. «Gústanlle máis os videoxogos, parece», ironiza. José Antonio Costa tampoco ve demasiado relevo. En realidad, ni muchos jóvenes ni mayores, «porque cada vez hai menos xente pescando, isto vai amenos», asegura.
José Manuel Otero ve «moitos menos do que había antes». No solo menos pescadores, menos truchas en general: «Antes case se apañaban polas pozas».




La conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, escogió el coto de Baio, y en concreto el refugio de Santa Irena (Salto) para dar el arranque simbólico a la temporada de pesca en Galicia. Junto a ella, el delegado de la Xunta, Ovidio Rodeiro; el alcalde de Vimianzo, Manuel Antelo; el presidente de Río e Mar, biólogo y edil del PP de Zas, Diego Gómez, y otros ediles y técnicos y agentes medioambientales.

Vázquez señaló que se trata de «un moi bo couto, un punto de referencia pola súa sociedade». Tiene un convenio con la Xunta, y es «un exemplo para o resto de Galicia». Habrá una inversión de 13.000 euros para seguir manteniendo el cauce limpio y mejorar los accesos.

Manuel Bello Calviño, de Carballo, afincado en Coristanco, tiene 52 años y lleva desde los 9 pescando. Ayer eligió el embalse, en Orbellido, pero pasó muchos años en los ríos, que ahora ve muy contaminados. «Pero no río xa te cansas, hai troitas pequenas e poucas, no encoro polo menos disfrutas algo máis, estás un anaco pelexando. Ademais, no río xa te fan sentir como un furtivo, sempre en riba de ti», señala.

José Manuel Castro Villar, 42 años, de Carreira (Zas), pescador desde niño, apenas 9 o 10 años, estaba ayer en Santa Irena, Vimianzo. Sabe que las cosas no son como eran: «Hai menos troitas ca antes, está claro. Por moitos motivos. Hai menos luz, porque non se limpa e non dá o sol como antes; a suciedade... Todo inflúe», señala. Cree que hay que luchar por la pesca, «porque é un gran recurso».

Martín Castro Agrelo, de 37 años, de Erbecedo, Coristanco, pescaba ayer en Orbellido (Baíñas), junto a su hermano José Antonio, de 34. Empezaron a las 8.00, acabaron sobre las 13.00. Quedó contento «para ser o primeiro día». Se queja de que las capturas van a menos: «O problema é a limpeza dos ríos, pero tamén os que se pasan coas medidas das troitas ou o número de pezas», se queja.

Manuel Abelenda Rey, de 61 años, natural de Sobreira, en Gándara (Zas), con negocio mecánico en A Pedra (Nantón, Cabana), pesca desde siempre, sobre todo por su parroquia, San Cremenzo o el coto de Baio. Ayer cogió cuatro. «Pero xa non é o que era, isto cambiou moito, agora xa case non ves unha troita pola beira do río», dijo. Cree que la contaminación influye mucho, pero hay más causas.

Felipe García Iglesias, de 35 años y natural A Baña, se desplazó ayer hasta el embalse de Fervenza, en Vimianzo. Suele alternar río y pantano, y ayer le tocó al segundo. «Para ser o primeiro día, estivo ben, tanto os que viñemos ao encoro como os que estiveron polo río, polo que nos comentaron», dice. Claro que no es lo mismo si mara atrás, con sus 20 años de experiencia: «Antes había moitas máis troitas», asegura.



Fuente: La Voz de Galicia

martes, 5 de marzo de 2019

Capturado un rape de 42 kilos





El barco pesquero "José Eduardo", con base en Avilés, se llevó el premio gordo de las capturas realizadas en aguas del cañón de Avilés al subir a bordo un pixín (rape) que dio en la báscula un peso de 42 kilos. La longitud de semejante espécimen, medida del morro a la punta de la cola, es de un metro y 75 centímetros, la talla de un hombre adulto.

Pese a la aparente rareza de este bestial ejemplar de pixín, los veteranos de la rula de Avilés aseguran que no es el más grande que se recuerda, opinión que comparte el armador y patrón del barco, Eduardo José Vázquez, "ya había capturado bichos parecidos, lo que pasa es que cada vez son menos frecuentes".

La comercialización del "superpixín" avilesino se ha realizado en la rula de la localidad, siendo el comprador que se llevó el gato al agua el mayorista valenciano Japofish. El precio pagado por kilo fue de 3,85 euros sensiblemente inferior a los seis y hasta siete euros por kilo que se suelen pagar por ejemplares de rape de entre cinco y siete kilos de peso. "Lo más aprovechable de un pixín de este tamaño es la cola, de la que se pueden sacar grandes filetes; por supuesto también hará buena sopa", apuntó un entendido en aprovechamiento culinario del pescado.

La captura del gigantesco pixin se realizó a 20 millas al norte de Avilés y con el arte conocida como miños (un cierto tipo de redes que usan los barcos volanteros).



Fuente: La Nueva España

Los pescadores de Carballiño repoblarán los ríos con trucha autóctona





Los pescadores de Carballiño pondrán en marcha en próximas semanas un plan piloto para la repoblación de los ríos con truchas autóctonas. El presidente de la Sociedad Deportiva Arenteiro, Alfonso Carballeda, se mostró esperanzado en que se desarrolle con éxito porque "é un proxecto moi importante, é  a primeira vez que se fai, e se resulta como esperamos vai ter moita repercusión no ámbito galego". Carballeda se refiere a que la población de trucha autóctona disminuye y señala que si el plan tiene éxito "será bo para os ríos, para os pescadores e para consolidar a poboación de exemplares autóctonos".

Los pescadores hace años que trabajan en este proyecto, pero necesitaban unas instalaciones adecuadas, por cuyo motivo se fue retrasando hasta ahora, en que el Concello de Carballiño les ha cedido el canal que antiguamente se utilizaba en la fábrica de papel de A Lavandeira. Además, la Diputación también colabora en esta experiencia financiando el acondicionamiento de esta instalación, con una inversión que ronda los 60.000 euros.

Los trabajos consistieron básicamente en el desbroce del entorno y limpieza del canal "que se cubriu cunha especie de xaula metálica, de modo que se garanta a cría de troitas evitando que haxa espazos para que podan entrar as aves ou que se produzan roubos. Así mesmo, construíuse un paseo enlousado en pedra en todo o percorrido desta canle", según declaran fuentes municipales, matizando que "o último tramo da canle, o máis próximo á fábrica de papel, respetouse na súa configuración orixinal, de xeito que se integre no engranaxe exterior deste conxunto etnográfico industrial do século XIX, que rehabilita actualmente a escola-taller Carbosan".

La obra está acabada y ahora el Concello deberá hacer efectiva la cesión a la sociedad de pescadores para que inicien su plan de repoblación. Para ello ya disponen de 400 ejemplares reproductores, que capturaron en el Arenteiro hace tres años, y que desde entonces permanecen en la piscifactoría. Carballeda espera que a mediados de diciembre pongan las primeras huevas y en 40 días nazcan los alevines.

Si todo el plan se desarrolla según lo previsto, la repoblación se realizará en el río Arenteiro y en su afluente, el Marañao. No obstante, la suelta no será en el coto intensivo que tiene la sociedad de pescadores sino en los tramos en donde todavía hay una pequeña reserva genética de trucha autóctona que fue donde se capturaron los 400 reproductores. Está localizada en la parte alta del Arenteiro, entre el Bañiño de Arcos y el pueblo de Trigás; y en el Marañao, desde la desembocadura hasta la Ponte de Segade.

"Non foi fácil, pero agora é posible gracias ao Concello do Carballiño e a Deputación", señala Alfonso Carballeda. El presidente de los pescadores entiende que es necesario repoblar los ríos con trucha autóctona y que si este proyecto funciona será un modelo a seguir en toda Galicia. El confía en que así sea, teniendo en cuenta que en el canal las truchas se criarán de una forma totalmente natural con el agua corriente del río Arenteiro y con la protección adecuada para que sobrevivan. "Está todo programado para que salga ben", puntualizaba.

En el coto intensivo de pesca, la repoblación seguirán haciéndola con la trucha centroeuropea, que crían en el canal que gestiona la sociedad en Toscaña.



Fuente: La Voz de Galicia

jueves, 21 de febrero de 2019

Pescan un bogavante de 6 kilos





Rodrigo Ramos, un joven pescador de A Illa de Arousa, capturó el viernes con sus aparejos un bogavante de 5,6 kilos de peso y aproximadamente un metro de largo.

Se trata de un ejemplar de portentosas pinzas que se integra por méritos en la lista de ejemplares de diferentes especies que han sido noticia en los últimos tiempos debido a sus inusuales proporciones.

Los pulpos de 5 y 7 kilos de peso localizados el mes pasado en la ría de Vigo, la raya de 29 kilos capturada en San Adrián de Cobres (Vilaboa), también a principios de año, o los congrios -especie que suele compartir cueva con el bogavante- de 31 y 22 kilos pescados en Cabo Silleiro (abril de 2017) y Panxón (junio de 2018) son solo algunos ejemplos.

Son casos extraños a los que ahora, como queda dicho, se suma este espectacular bogavante; miembro de una especie que puede llegar a vivir hasta medio siglo.

Quienes tuvieron la oportunidad de verlo en directo, y aún con el crustáceo vivo, no daban crédito. Y desde luego los que lo observan en la foto, puede que tampoco.



Fuente: Faro de Vigo

Capturan una raya de 30 kilos en la ría de Vigo





La ría de Vigo no deja de dar sorpresas y ayer fue Elías Rodríguez (en la imagen, 2º por la izquierda), pescador aficionado de A Guarda, quien logró capturar uno de sus tesoros, una raya de 29 kilos, cuando pescaba con varios familiares en aguas de San Adrián de Cobres (Vilaboa). "Hacía mucha fuerza y hasta que la cansé no conseguí sacarla", explicó.



Fuente: Faro de Vigo

Un pescador captura un pulpo de casi 7 kg en la ría de Vigo





José Antonio Barreiro, pescador natural de Castrelo de Miño con residencia en Vigo desde hace 48 años, ha sido el artífice de esta "hazaña" definida por el peso del pulpo: 6,8 kilogramos. Él mismo reconoce a FARO que el cefalópodo, capturado en la zona de la Guía, es un "pedazo de bicho", alejado de lo habitual en su especie, "ejemplares de entre 3 y 4 kilogramos". Se trata de la segunda ocasión en esta semana que se consigue capturar un pulpo de grandes dimensiones en la ría de Vigo: el pasado miércoles, fue un ejemplar de 5 kilogramos en el Náutico.

"Nunca había capturado un pulpo tan grande. Me llevó más de 20 minutos sacarlo del agua. Se pegó a una roca y me tuve que pelear con él; luego, llegaron unos amigos y me ayudaron a retirarlo, yo solo no podría", ha reconocido José Antonio, que ha justificado su logro como un "golpe de suerte" de un "simple aficionado".

"Ayer, estuve desde las tres de la tarde hasta las nueve de la noche, tuve dos picadas y no quité nada. Sin embargo, hoy logré sacar, además del pulpo, un congrio que me dio mucho trabajo", ha señalado. Asimismo, ha destacado el "placer" y el "gusto" que da conseguir capturar alguna especie del agua, así como su afición a la pesca, que practica "desde siempre" a pesar de haber estado una temporada parado.

José Antonio ha avanzado que tuvo que meter el pulpo en el congelador repartido en tres bolsas de "dos y kilos y pico" cada una para reservar su degustación en una "fiesta tremenda" a la que invitará a sus hijos y celebrará "un sábado o un domingo". "Aunque yo sea de Ribadavia, el pulpo me gusta. Este pulpo no es de Marruecos, es de la ría de Vigo, garantizado", ha bromeado.



Fuente: Faro de Vigo

jueves, 7 de febrero de 2019

Pescan un rodaballo de siete kilos en Ons




El mar es como una caja de sorpresas y este viernes dio una más, en este caso positiva, con la captura por un pesquero de Sanxenxo de un enorme ejemplar de rodaballo a cinco millas de la isla de Ons. Las dimensiones del animal, que se pueden apreciar perfectamente en la foto que ilustra esta noticia, hablan por sí solas de lo inusual de su hallazgo en las redes de un barco. Según sus captores, hace bastante tiempo que no se veía un ejemplar de este tamaño en la lonja de Portonovo, donde recuerdan que el récord en tiempos recientes fue un rodaballo de quince kilos que pescó otro barco de la comarca en el año 2009.

El patrón del Playa de Sanxenxo, el pesquero que capturó el rodaballo de siete kilos es Sauro Martínez, que también es el patrón mayor de la cofradía de la capital turística de las Rías Baixas. Explica que «no es normal» encontrarse en las redes un pescado tan grande de esta especie. Relata que la captura de este rodaballo tuvo lugar a una profundidad de entre 96 y 97 metros, en torno a las siete y media de la mañana del viernes.El arte de pesca empleado por la tripulación del Playa de Sanxenxo en el momento de la pesca de este ejemplar eran los miños, uno de los aparejos más comunes de la flota artesanal de bajura de la ría de Pontevedra.

¿Cuánto puede valer un rodaballo de estas características? Depende de diversos factores, porque la cotización de los mercados varía, pero no hay más que verlo para saber que será mucho. En este sentido, Sauro Martínez indicó que, en primera venta, es decir, en lonja, el precio puede sobrepasar los doscientos euros y aproximarse más a los 250. Después hay que tener en cuenta el destino final de la pieza.

Lo más probable, según afirmó Sauro Martínez, es que este rodaballo se ponga a la venta en la plaza de abastos de Portonovo y que, de allí, lo adquiera un restaurante o un hotel. Si se tiene en cuenta el valor de las raciones y los kilos que pesa el animalito, no hay duda de que su comprador final le sacará bastante rendimiento.



Fuente: La Voz de Galicia

Una gestión en entredicho para una regulación que se queda anticuada





Galicia cuenta actualmente con 1.380 kilómetros en cotos (trucha, salmón y reo) en los principales cursos fluviales. El resto de las aguas son de acceso libre y una pequeña parte están vedadas a la pesca.

¿Goza de buena salud el agua de nuestros ríos?

En gran parte, no. Los vertidos y el mal funcionamiento de las depuradoras impiden la cría de peces. Un exhaustivo informe de Pepe Casal, ponente de la actual ley y representante de las sociedades de A Coruña en el comité gallego de pesca, recoge problemas por contaminación en los ríos Anllóns, Tambre, Umia, Sor y Eume. «As sancións son de risa. Non se ten en conta a restauración dos danos por parte do infractor nin os prexuízos á fauna e ao leito do río», denuncia el expresidente de la Sociedade de Caza e Pesca do Xuvia, Eloi Saavedra.

¿Supone un problema la oscilación de los caudales?

Sí. Los regulados deberían presentar un equilibrio del que adolecen. La actividad de las empresas que gestionan los embalses provoca oscilaciones que contravienen el cauce ecológico. El estudio de Casal refleja problemas con el caudal en los ríos Mandeo, Grande, Xallas y Ulla.

¿Qué efectos provocan las especies depredadoras?

Las poblaciones de especies animales invasoras como cormoranes, martas y visones merman la población de peces en varias zonas. Una colonia de cormoranes ha diezmado -según Casal- la población en el embalse de Cecebre. Algo similar denuncia Jorge García Duarte, secretario de la Federación Gallega de Pesca, en el coto de Ponte Olveira, en el Xallas. «Se han arruinado por la presencia masiva del cormorán grande en los últimos inviernos, llevando a tal decadencia que puede comprometer a otras especies que también dependen de la existencia de truchas, como la nutria, el martín pescador o la culebra de agua».

¿Son suficientes los controles a los furtivos?

Los agentes medioambientales realizan tareas periódicas de supervisión, pero la sensación compartida en el sector es que la vigilancia es insuficiente. El Ulla y el Lérez, donde la población de salmones ha sufrido un furtivismo atroz, son ejemplos.

¿Qué han hecho otras comunidades al respecto?

Castilla y León y Asturias han reformado recientemente sus normativas para incluir, entre otras disposiciones, la pesca sin muerte. Comienzan a obtener resultados en la repoblación de especies que se habían visto seriamente comprometidas.

¿Desde cuándo rige la Ley de Pesca Fluvial gallega?

La normativa que regula nuestros ríos -Ley 7/1992- tiene más de un cuarto de siglo. El reglamento que la desarrolla -Decreto 130/1997- se publicó cinco años después. En el 2005 se elaboró el Plan Galego de Ordenación dos Recursos Piscícolas e Ecosistemas Acuáticos, cuya aplicación se ha visto mermada, según García Duarte, «porque no se ha dotado en veinte años de los recursos necesarios para poder ejecutarlo».

¿Cómo evolucionó el número de licencias?

Según la Consellería de Medio Ambiente, en el año 2003 llegaron a expedirse en Galicia 93.000 licencias de pesca fluvial. Actualmente la actividad cuenta con unos 50.000 permisos expedidos. La cifra se ha reducido prácticamente a la mitad en tres lustros.


Fuente: La Voz de Galicia