viernes, 14 de abril de 2017

Pescan un congrio de 31 kilos





Un congrio de 31 kilogramos de peso y casi dos metros de largo pudiera parecer una barbaridad. Y quizá lo sea: una bárbara realidad. Con ella se topó un porriñés de 27 años el pasado sábado cuando se encontraba realizando pesca submarina frente al viejo faro de Cabo Silleiro, en Baiona.

Samuel Pérez, natural de Cerquido lo pescó "sobre las 12 del mediodía y a unos diez metros de profundidad", según él mismo explica. "Lo localicé en una bajada metido en un agujero; le metí un primer disparo con el fusil que tenía en ese momento, que tiene unos cinco metros de sedal, y después subí hasta la superficie para probar con otro fusil que tiene mayor longitud de sedal. Con ese último intento ya conseguí capturarlo".

Samuel lleva practicando submarinismo desde 2011. "Lo hago porque me gustan dos cosas, el paisaje submarino y también la pesca que se puede hacer asociada a él". Es un pescador nato. De hecho, solo el año pasado reconoce haber capturado "unas 25 lubinas".

Es, además, generoso, porque el congrio lo ha repartido entre "un amigo que se casa el próximo mes de agosto y otros amigos que se llevaron el resto".

Con todo, Samuel también reconoce que ha ido aprendiendo a lo largo de los años. "Cuando llevaba un año haciendo pesca submarina, pescando en Estelas, localicé un banco de xurelos y de lubinas, todos en torno a un kilo o a un kilo y medio; debido a mi poca experiencia de la época, me apresuré a pegar un tiro y lo fallé, y para mi sorpresa todo ese banco de peces me rodearon a una distancia en las que los podía tocar con las manos, no se espantaban en absoluto; hoy en día habría actuado de forma diferente".

Por último, dedica esta última captura "a todos mis compañeros de pesca submarina por el gran apoyo que me dan".


Fuente: Faro de Vigo

Con el salmón a la vista






Hubo agostos parecidos a este abril. En las orillas de los ríos asturianos, con la cota del agua tan baja como a veces en lo más seco del verano, la corriente deja a la vista los salmones y alienta las vísperas de la persecución del campanu, este domingo, con abundancia de buenas perspectivas de captura. Otra cosa será lo que después del primer día suceda con la temporada si sigue lloviendo poco.

Sin rastro de las aguas mil de abril, ni del deshielo de los años de nieves, la apertura de la temporada de pesca de salmón con muerte en Domingo de Resurrección promete piezas para el primer día e incertidumbres para los meses siguientes en todos los cauces. "No serán los veinte salmones del primer día de hace dos años, un 28 de abril, pero media docena saldrá seguro", se lanza Enrique Berrocal, presidente de la sociedad Las Mestas del Narcea, que mira al río y ve "demasiado bajo", "casi como en lo peor de los agostos", un cauce que estaba "precioso" hace una semana. Si no llueve y los caudales siguen tímidos, "va a costar hasta que los salmones se muevan en el río", apunta. El caso es que "se ven" ejemplares y que por ese lado "la temporada tiene muy buena pinta". La confirmación quedará para lo que diga el cielo desde este domingo hasta el 15 de julio, en toda la extensión de una campaña que despega con la salvedad normativa que este año, con el propósito protector de salvar la temporada de desove, obligará a devolver al río, desde el 15 de junio, los salmones de más de 75 centímetros.

En sesenta años de pesca, Antón Caldevilla recuerda con esfuerzo un solo año de tan escaso caudal en los ríos salmoneros del Oriente. El presidente de la sociedad "El Esmerillón" casi nunca ha visto "una seca tan larga en un año sin nieve en las cumbres" y coincide en que los salmones "se han visto" y en que a buen seguro saldrán el primer día, pero también en que "casi no habrá río" si el tiempo sigue así.

El periodo hábil de capturas empezó y terminará con el vedado parcial de la pesca sin muerte -en sus dos fases, del pasado 19 de marzo hasta hoy y del 16 al 31 de julio-, pero la parte fuerte da la salida en dos días, a las siete y cuarto de la mañana de este Domingo de Resurrección, con buenas perspectivas para el ciclo de captura con muerte y para las dos subastas convocadas en las cabeceras de las grandes cuencas salmoneras asturianas. La puja por el campanu de Asturias tendrá once restaurantes aspirantes en Cornellana; la de la primera pieza del Sella ha confirmado a 14 postores en Cangas de Onís. El año pasado puso el listón más reciente en los 4.200 euros que se pagaron por el primer salmón del Sella, curiosamente por encima de los 3.700 en que los mismos compradores valoraron el campanu de la campaña.

La normativa mantiene los cupos -un salmón por día, cuatro por pescador y temporada- y algunas actuaciones exógenas, las dificultades que han hecho quejarse a los pescadores. En el Narcea, ya está parada la obra de reconstrucción de los pilares del puente de Cornellana, que habían soliviantado a los aficionados por el obstáculo que suponen para el paso de los salmones, pero la alerta persiste, promete Berrocal, ante la promesa de la empresa de abrir un canal más profundo si se constata que se prolonga el problema. En el Oriente, "El Esmerillón" prepara pancartas de protesta contra las restricciones que el Principado sigue imponiendo, a su juicio, a la duración de la campaña y reprocha que la Confederación Hidrográfica ponga "palos en las ruedas" ante sus intenciones de acondicionar los accesos a algunos cotos de la zona.

En el territorio normativo, la temporada echa andar también inmediatamente después del registro en la Junta General del Principado de una iniciativa parlamentaria en la que Foro Asturias pretende que la cámara inste al Gobierno del Principado, entre otras disposiciones, a suprimir la prohibición de venta que, fuera del "Campanu", pesa sobre los salmones, reos y truchas capturados en los ríos asturianos.



Fuente: La Nueva España

¿Sabes cuántos salmones hay en los ríos asturianos?





Los ríos salmoneros de Asturias han sumado en los últimos diez años entre el 85 y el 90 por ciento del total de las capturas en España, según ha destacado hoy la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales del Principado. El último censo de salmones de 2016 arroja una cifra de 2.937 ejemplares en todos los ríos asturianos. 

En un comunicado, la Consejería indica que a 31 de marzo había habilitado un total 8.800 licencias de pesca de salmón, cuya temporada con muerte se iniciará este año el domingo de Pascua, 15 de abril, y concluirá el 15 de julio.


La Consejería señala que se ha registrado un ligero descenso en la demanda para cotos salmoneros, unas 1.937 solicitudes que equivalen a la petición de 5.817 personas, ya que se admiten tres por solicitante.


Esta demanda, según la Consejería, es similar a la de los últimos años.


Las capturas de salmones se han estabilizado en unos 1.300 salmones en los últimos años y los censos de salmones reproductores realizados en los ríos y los datos que ofrecen las estaciones indican una estabilización poblacional.


La Consejería afirma que, respondiendo a un compromiso asumido desde hace años, mantiene la normativa de poder capturar un salmón por persona y día hasta un cupo de cuatro por año.


En cuanto a las previsiones de capturas, recuerda que los salmónidos, aun siendo las especies más representativas de los ríos asturianos, son migradores, lo que complica en alto grado la evaluación real y la gestión de sus poblaciones dada la incertidumbre sobre el retorno futuro de peces que han descendido al mar.


Por ello, recalca que las capturas de salmón o reo anual siempre serán «inciertas» hasta que está avanzada la temporada en la primavera.


La Consejería explica que la disminución histórica de entrada de salmón ha motivado la realización de censos otoñales para evaluar la población que queda para el desove en los ríos asturianos y que ponen de manifiesto que se está realizando una pesca sostenible.


En otoño de 2016 han quedado para desove una buena cantidad de reproductores, especialmente en el Sella.


El censo de salmones de 2016, realizado por la Consejería de Desarrollo Rural, arrojó una cifra de 2.937 salmones en todos los ríos salmoneros de la región.


Asimismo, se ha constatado que una buena cifra, al menos dos tercios de los salmones que han entrado ese año, no son pescados y quedan para desove.




Fuente: La Voz de Asturias

Salas se prepara para el reinado de un nuevo «Campanu»





El Campanu está al caer, y Salas se prepara para recibirlo como merece. El ayuntamiento salense celebrará para ello el próximo fin de semana, los días 15 y 16 de abril, la feria del salmón Asturpesca-Capenastur 2017 y la tradicional subasta del primer salmón de la temporada en Asturias, declarada Fiesta de Interés Turístico Regional. La Feria del Salmón se puso en marcha en 1999, promovida por el Ayuntamiento de Salas y organizada por la Federación de Pesca y Casting del Principado de Asturias.

Según indican desde la organización, ya han confirmado asistencia a la subasta del Campanu los restaurantes El Buche, de Salas; O'Carballeira, de Oviedo; Sidrería El Porcón, de Oviedo; Casa Ramón, de Oviedo; As de Picas, de Gijón; Sidrerías El Campanu de Cangas de Onís, Ribadesella y Oviedo; Vinoteca Talismán, de Oviedo; La Lonja, de Cudillero; y Casa Parrondo, de Madrid. 


Fuente: La Voz de Asturias

«Las truchas desaparecerán pronto si el pescador no las devuelve al río»





El instituto de enseñanza secundaria monfortino A Pinguela acogió recientemente una charla del biólogo leonés Carlos Rodríguez sobre el futuro de la pesca fluvial. A través de esas conferencias, y de su trabajo como realizador de documentales en Bicho Producciones, reivindica la necesidad de un cambio radical en la mentalidad del pescador. Acude regularmente a la llamada de diferentes entidades y asociaciones, pero en los centros educativos se encuentra especialmente a gusto. «Las nuevas generaciones asumen de forma natural conceptos como pesca sin muerte y restauración fluvial. El futuro es suyo y quieren seguir disfrutando de los salmónidos más y mejor que las generaciones precedentes», dice.



-¿Es la pesca sin muerte la única opción de futuro para que los ríos sigan teniendo truchas?

-No es la única, pero es la más efectiva en relación a los beneficios que reporta y a los costes que plantea, que son cero. Países de todo el mundo tienen una legislación que apoya la pesca sin muerte como herramienta de gestión de los río. En sitios tan dispares como Suecia o Argentina, verdaderos paraísos de la pesca, nadie se plantea matar ni uno solo de los reproductores del río. Y tienen miles. Los pescadores no somos responsables de la situación actual de los salmónidos, pero somos los únicos que podemos salvarlos. ¿Cómo? Devolviendo los peces para que se reproduzcan y demandando de la administración la restauración de ríos.


-¿Cómo se pudo llegar a la actual situación?

 -Sobre todo como consecuencia de la destrucción del hábitat fluvial y del castigo de la sobrepesca, legal e ilegal. El problema de fondo es la falta de cultura sobre ecología acuática que tiene la sociedad en general, pero que es más aún sangrante entre los pescadores. Lo que sabe la sociedad sobre los ríos proviene de las conversaciones de gente cabreada en las barras de un bar. Falta información. Se da voz a la generación de los tiempos del Icona, mientras el saber científico es ridiculizado y menospreciado.


-¿No se cargan demasiado las culpas en el pescador?

 -El pescador se siente agraviado por la normativa, pero no entiende que la situación es límite. Los estudios apuntan a un par de décadas de futuro con salmónidos. El control de la pesca es una medida rápida, fácil de implementar y muy necesaria para preservar lo que nos queda y avanzar con medidas de más recorrido como la restauración fluvial.


-¿Por qué cuesta tanto al pescador devolver piezas al río?

-Los pescadores no entienden que la pesca sin muerte permite pescar más truchas, durante más días al año y en más lugares, tal y como ocurre actualmente en Castilla y León. Hay un perfil mayoritario de pescadores desconectados de la realidad, de la principal necesidad de nuestra afición, que es aumentar el número de peces para que las poblaciones sean viables. Pescar sin muerte es pescar más y mejor, no hay discusión. Quien diga lo contrario está defendiendo únicamente sus intereses personales y demuestra una falta de información y de compromiso con los ríos. Negarlo supone sentenciarlos a muerte.


-¿Conviene coordinar los cupos y la apertura y cierre de la veda entre autonomías para que algunos ríos no sufran sobrepesca?

-Si tuviésemos más tramos de pesca sin muerte sería innecesaria. Poner de acuerdo a las administraciones lleva un tiempo del que no disponemos. Lo que todos los pescadores tenemos en nuestras manos es devolver las capturas en buenas condiciones y que el máximo de individuos lleguen a reproducirse. Si gestionásemos los salmónidos como lleva un ganadero su granja no habría ningún problema. Los reproductores se quedan y si hay que sacrificar algún individuo para comer serían los inmaduros, las truchas de pequeña talla.


-Pero en los ríos hay que devolver las truchas pequeñas.

-Si te comes a los mejores padres y madres, de poco vale devolver al río las truchas pequeñas. Las tallas legales actuales son herencia de un saber desfasado que data de hace cincuenta años. Así estamos a nivel legislativo y de formación ambiental de los pescadores.


-Hablaba antes de la necesidad de restaurar los ríos. ¿Cómo se puede conseguir ese objetivo?

-Hay dos maneras fundamentales: devolviéndoles su agua y conectando los tramos de río que ahora están desconectados por la enorme cantidad de presas. En la situación actual los peces no pueden moverse entre tramos. Está demostrado que la posibilidad de migración es clave para mantener las poblaciones.


-¿Son tan dañinos los cormoranes como sostienen los pescadores?

-En una situación como la actual, los pescadores ven como competidores a cormoranes, nutrias y garzas. Pero en vez de reclamar medidas de restauración fluvial y de protección de las especies piscícolas, piden control de depredadores. De nuevo estamos como en los años cincuenta. La educación ambiental es clave para que los pescadores sean un colectivo más útil en la gestión de los ríos. Desgraciadamente, el populismo político también se nutre de esta afición. Es fácil regalar el oído de los pescadores desinformados con medidas que no atajan el problema de fondo.


-¿Hasta qué punto condiciona la reproducción de salmónidos la mala calidad de las aguas?

-Un río cuyas aguas estén contaminadas no produce alevines. Gran parte de las conferencias que damos abordan ese problema con imágenes de grandes reproductores a los que la contaminación sentencia a muerte. Una vez que lo ves, las conclusiones caen por sí solas.



Fuente: La Voz de Galicia

Aparecen cientos de peces muertos en el embalse del Umia





Cientos de peces muertos, en su mayoría escalos y alguna trucha, aparecieron en el embalse del Umia. Según explicó el alcalde de Caldas de Reis, Juan Manuel Rey (PSOE), la alerta la dio un vecino de Troáns, en el vecino municipio de Cuntis, a primera hora de la tarde. Por el momento se desconoce si la causa puede ser un vertido o un proceso natural.

En el caso de Caldas, el abastecimiento a la población se hace de forma mayoritaria con la captación de manantiales y solo en un 20 % del embalse. Como medida de precaución, el Concello ha encargado ya una analítica.

Por su parte, el regidor de Cuntis, Manuel Campos (PSOE), comentó que la mortandad afecta a todo el perímetro de la presa, alcanzando zonas de los tres municipios (Caldas, Cuntis y Moraña). Hasta el lugar se desplazaron técnicos de Augas de Galicia, departamento de la Consellería de Medio Ambiente.

Un portavoz de la consellería señaló a última hora de la tarde que los peces muertos se han localizado en la cola del embalse, aguas arriba de la presa. La primera impresión es que los animales llevaban muertos ya algún tiempo. En la inspección que hicieron en la zona no detectaron ningún indicio de vertido que pudiera haber causado la mortandad. 




Fuente: La Voz de Galicia